fbpx

Quiero vivir de mi creatividad pero no sé cómo.

La creatividad es una capacidad innata al ser humano. Pero también es cierto que algunas personas vibramos especialmente en esta sintonía.

¿Eres una persona apasionada de lo creativo o artístico?

Algunos somos especialmente sensibles a lo relativo a la creatividad, y desde niños pintamos, escribimos, inventamos… De alguna manera esta área nos atrae y nos relacionamos con ella de manera especialmente fluida.

Y te quiero preguntar más… ¿También sueñas con llevar tu don al mundo? ¿Ayudar con él, cumplir tu misión y vivir haciendo lo que amas? ¿Te atrae la idea de emprender tu propio proyecto o negocio creativo?

Todos tenemos algo único que ofrecer, y con ello conectamos con nuestra esencia.

Hoy en día, en el mundo actual en el que vivimos, la incertidumbre y el cambio constante son una realidad, y es hora de poner nuestra creatividad al servicio de nuestras vidas. Nuestro potencial creativo puede marcar la diferencia.

Pero… ¿de qué manera puedo emprender desplegando mi creatividad? Al comienzo de este camino es normal tener muchas dudas.

Lo primero que te recomendaría es que al menos una parte de tu negocio se realizara en la red, ya que el mundo online tiene varias ventajas sobre el físico que hoy en día me parecen fundamentales.

La primera es la rentabilidad. Al no tener que pagar un espacio donde realizar la actividad (en el caso de que sea esta tu idea) ni desplazamientos sale mucho mas económico que otro tipo de emprendimiento en el que la inversión es mayor.

Y la segunda es la estabilidad. Hoy en día lo presencial tiene muchos obstáculos y no sabemos en qué momento podemos tener una cancelación. Los negocios digitales están en auge… pero además es que vienen para quedarse.

Cómo se desarrollará el mundo a partir de ahora es una incógnita, pero si algo hay seguro es que la tecnología es parte del futuro. Que tu negocio sea digital es fundamental. Si no estás en la red tienes muy poca visibilidad y alcance, es mucho más difícil llegar a esas personas a las que puedes ofrecer tus servicios o productos.

Aún si te vas a dedicar a montar un negocio de manera presencial, necesitas tener una web o una estrategia en redes para llegar a mas personas. Hoy en día esto es fundamental, y cada día lo será más. O sea que si estás pensado en montar tu propio negocio mas vale que lo hagas desde el principio con esta base.

Dentro del mundo online hay muchas ideas que puedes llevar a cabo, y, como personas creativas que somos, las posibilidades son infinitas y tendrás que encontrar (o inventar) la que mejor se adapte a ti.

Para ayudarte aquí te dejo algunas ideas de cómo rentabilizar tu creatividad y poder vivir de ella:

1.- Vende tus productos.

Una de las más sencillas es vender los productos que tu creas. Puedes vender tus cuadros, tu artesanía, productos personalizados…

Para ello puedes hacerte o encargar una página una web o bien utilizar plataformas como Etsy o Amazon Handmade. Este tipo de plataformas tienen la ventaja de que puedes montar tu tienda de manera fácil y rápida, sin apenas inversión inicial.

No tienes que preocuparte, además, por la pasarela de pagos ni la configuración de una tienda online, lo que hace que sea una opción ideal para comenzar nuestro negocio.

2.- Ofrece tus servicios.

¿Eres diseñador? ¿Fotógrafo? ¿Ilustrador? Pues sin duda esta es una buena opción para ti. Promociona tus servicios en la red y pon tus conocimientos al servicio de otros.

Una buena estrategia en redes sociales sería fundamental en tu caso y una web en la que puedas mostrar quién eres y lo trabajos que has realizado también sería muy recomendable.

3.- Realiza talleres online.

Otra opción para valorar es dar clases online o talleres creativos. ¿Te animas a enseñar lo que sabes al mundo?

La principal ventaja de esta opción es que es más fácil incrementar ingresos, ya que es posible dejar de cobrar un precio estándar por hora de trabajo. Si se incrementa el grupo de alumnos incrementan también tus ingresos sin tener que aumentar proporcionalmente las horas que dedicas.

Puedes realizar tanto clases grabadas como talleres en directo. Las clases grabadas tienen la ventaja de que es un producto terminado en el que no tienes que dedicar mas horas de trabajo cada vez que lo quieras vender. Para esta opción necesitas un sitio donde alojar tu curso (tu propia web, alguna plataforma externa que se dedique a esto o incluso un grupo de Facebook pueden valerte. Cómo ves hay diferentes y variadas opciones)

Sin embargo, si te decides por los talleres en directo te será indispensable una buena plataforma de reuniones online en la que puedas comunicarte de manera efectiva con tus alumnos.

4.- Crea una membresía.

¿Cuál es ese tema que te apasiona y en el que tienes muchos conocimientos y/o experiencia? ¿Te gustaría crear una comunidad de personas interesadas en el tema a las que ayudar? Puedes ofrecerles una suscripción mensual en la que trabajen contigo a través de talleres, checklist, tips, retos…

Esta alternativa es muy interesante para tener ingresos recurrentes, y existen muchas maneras llevarla a cabo. Desde una plataforma de membresía dentro de tu propia web hasta un simple grupo de Facebook o telegram.

5.- Ofrece asesorías.

Otra manera de ayudar con tus conocimientos y experiencia es ofrecer tu asesoría sobre algún tema en el que seas experto.

Esta opción puede ser también complementaria a alguna de las anteriores. Puedes incluir en tu membresía una asesoría personalizada mensual, por ejemplo.

Si tienes una página web puedes ofrecer una asesoría o un paquete de ellas del tema en el que trabajas para ayudar a tu público de manera más personal.

¿Y tú? ¿Te has decidido ya a emprender desde tu potencial creativo? ¿Cuál crees que es el modelo que mejor se adapta a tu futuro negocio creativo? ¿Te han ayudado las ideas que de ofrecemos en este artículo?

Cuéntanos en comentarios, ¡nos encanta leerte!

2 comentarios en “Quiero vivir de mi creatividad pero no sé cómo.”

  1. Elia Lajara Sánchez

    Ahora estoy conectando de verdad conmigo misma. Estoy teniendo claro que no he estado haciendo lo que verdaderamente me gusta, y me apasiona.
    O lo que no me genera estrés, o malestar físico.

    Me encantaría que todo lo que estoy descubriendo, y organizando internamente pudiera vivir de ello y a mi manera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *