fbpx

La creatividad es juego

A menudo escuchamos hablar de las personas creativas como si fuéramos seres diferentes, y un poco extraños. Se nos atribuyen características específicas: introvertidos, extravagantes, inestables emocionalmente… ¡Cómo si todas las “personas creativas” fuésemos iguales, cortadas por un patrón similar!

Pero lo cierto es que la creatividad es una característica innata al ser humano. No tiene nada de extravagante ni es exclusiva de genios.

Hay mucha confusión, muchos prejuicios al respecto.

Por un lado, se confunde “ser creativo” con dedicarse al arte. Se establece una relación que no es real con la expresión plástica, cuando esto significa limitar mucho la creatividad, ya que ésta se desarrolla en muchos niveles o áreas de nuestra existencia. Cuando cocinamos, por ejemplo, no hace falta ser un gran chef, cuando no tenemos nada de comer porque no hemos ido a la compra e inventamos algo con lo que hay, somos muy creativos. Es un ejemplo de creatividad muy cotidiano.

También a menudo se confunde creatividad con técnica. Hay un mal social que nos influye mucho en esto. Que nos dice que si no somos buenísimos haciendo algo no merece la pena que lo hagamos. Que si no somos capaces de pintar un cuadro como Picasso no somos creativos, y además no podemos pintar.

Pero esto no tiene que ver con la creatividad, tiene que ver con la técnica. Y el bloqueo que deriva de esta creencia nos habla sobre perfeccionismo, autoexigencia. Es imposible tener una buena técnica sin practicar, y para practicar tenemos que darnos el permiso de hacerlo “mal”.

Es muy común relacionarnos con nuestra creatividad desde el juicio y la autoexigencia, porque es un mal social, nos lo meten en vena, vivimos y crecemos con él. Pero debemos saber que esto no es nuestro, no nos corresponde. Es una exigencia externa que se fue convirtiendo en nuestra, en forma de perfeccionismo. Pero ésta no es nuestra verdadera naturaleza.

Nuestra esencia es el fluir con nuestra creatividad. Nuestro verdadero ser creativo es juego, es sueño, es como un río que fluye desde nuestro ser profundo de manera espontánea.

Detén el tiempo un momento… ¿Puedes recordar cómo era ese juego de tu infancia en el que solo con tu imaginación podías pasar horas, solo o con otros niños, y el mundo se convertía en una aventura? ¿Recuerdas cómo te sentías, como ese juego simplemente fluía, sin esfuerzo, sin intención de llegar a ningún final, sin más pretensión que el goce? Pues esa es tu esencia creadora. Lo demás son interferencias.

Y aunque no es un camino fácil, recuperar nuestra conexión verdadera con nuestra creatividad es un camino mágico y de verdadera transformación.

Porque la creatividad es juego, sueño, placer, intuición, vida.

Y tú… ¿Cómo sientes la creatividad? Te leo en comentarios.

1 comentario en “La creatividad es juego”

  1. Pues yo definiría la creatividad de una manera muy simple: cuando conectas con tu interior y creas, es algo que te sorprende, que te completa, que te habla de algo de ti que no conoces, que te alivia, que te hace justicia, que te pone en paz contigo mismo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *